La mas linda, la mas hermosa del mundo

SinDisplay.com
Este es el único blog que reúne a la mayoría de los buques de nuestra marina mercante nacional. El propósito del mismo es recordar los buques de la Marina Mercante Uruguaya desde 1917 hasta la fecha. Buques anteriores a este año es posible encontrarlos en la web amiga Histarmar http://www.histarmar.com.ar/

Tomo el año 1917 como comienzo de esta obra por ser este el año en que se forma la Marina Mercante de Ultramar, estatal, hecho derivado de la incautación por parte del gobierno nacional de la época, de buques mercantes alemanes que se encontraban internados en el Puerto de Montevideo desde el inicio de la guerra en Europa, debido al peligro que suponía la navegación en aguas internacionales, incautación efectuada el 14 de setiembre de 1917. En todos los casos donde las fotografías fueron bajadas de Internet, se cita al autor y/ó página web

Si deseas proporcionarme datos ó fotos para publicar, sugerencias, comentarios, envíame e-mail a elponto2009@hotmail.com

Dedicado a Seba, Martin, Fran, Juan y a Mi Sol por bancarme.



viernes, 8 de agosto de 2014

Antonio F. Braga, Lussich-ANP

Antonio F. Braga
Patacho

Matricula N°205
Eslora 30. Manga 7,70. Calado 3. NT 155,59. GT 300.
Construido en madera dura, pino y casco forrado en chapas de zinc.
Equipado con dos palos con dos plumas cada uno, ancla de 600 kg. de peso, molinete a mano y un bote.

Historial
1887 Construido probablemente por el Varadero Lussich. Botado. Armador Casa Lussich.
1916 Administración del Puerto de Montevideo.
1933 Administración Nacional de Puertos.
El patacho Antonio F. Braga fue adquirido a Lussich por la Administración del Puerto de Montevideo (Estado Uruguayo) en la suma de $ 9779,83. Fue destinado al transporte de hasta 300 toneladas de leña del Río Uruguay, debido a la escasez de carbón producida por la Primera Guerra Mundial. Posteriormente la ANP, por su gran capacidad y sus plumas de carga, lo destina a depósito de materiales de salvamento.

Investigación: Daniel Gemino.

Para saber más de la Armadora de los Lussich leer: DE VISITA EN LA CASA LUSSICH


sábado, 2 de agosto de 2014

Tabaré, Saenz & Vidal 1897-1971

La historia del vapor Tabaré, sus diferentes reconversiones y sus casi 100 años de singladuras.
Fotos del libro La Paloma una Historia desde 1803 de Franca Caravia. Tripulantes portando un cartel con el nombre del club Villa Serra, fundado por el capitán del Tabaré, Vicente Serra, oriundo de Islas Baleares. Enviadas por Gabriel Rodriguez.
Un Tabaré que difiere mucho de las fotos anteriores. Existe un gran desgarro en las chapas hacia popa. Foto tomada después de colisionar con el Esso Campana en 1962.  

VAPOR TABARE, BM TABARE, BP TORREBLANCA, CHATA VIRAZON

Buque mixto de carga y pasaje originalmente a vapor, reconvertido en carguero, pesquero y barcaza.

Matricula 1860
Astillero F. Barachini, Sampierdarena, Italia
Eslora 37,17. Manga 6,90. Puntal 2,50. GT 217,53. NT 126,15.
Propulsión original a vapor compound 250 hp.
Propulsión Bolinder 130 hp.
Señal distintiva CXLW.


 Tabaré amarrado en La Paloma. Fotografía de José D'Alto publicada en la Revista Histórica Rochense. Tomada del Blog de Ricardo Sanz.

Historial
1895 Botado como Generale Baratieri.
1897  Incorporado a la flota de Cazenave, Rodriguez & Cia., renombrado Tabaré, registrado en Montevideo.
1904 Vendido a Antonio D. y Manuel Lussich, años más tarde vendido a Saenz & Vidal.
 De 1897 a 1910 hace frecuentes viajes a Maldonado y La Paloma desde Montevideo
1932 Se le instala un motor semidiesel de 2 cilindros de 120 hp que originalmente era utilizado en una cantera para accionar la máquina de romper la piedra.
1962 Fines de abril, colisiona con el B/T Esso Campana de bandera argentina saliendo de Bs As. Reparado en Marcopell, Carmelo. Se transforma la timonera pasando de ser de madera a chapa.
1965 En Tigre, Bs. As., se le instala un motor diésel Crowsley de 180 hp. Por esta época ya pertenecía al Sr. Hugo Quintela
1955 Quinvi S.A.
1971 Inactivo.
1978 Renombrado Torreblanca. Torre Blanca S.A
En 1981 fue transformado en el pesquero Torreblanca en el astillero de la Armada.
1992 Vendido a Kios, renombrado Virazón.
Desguazado en el ex Astillero Kambara.


 El vapor “Tabaré”

 Los primeros datos del vapor “Generale Baratieri” nombre con el que fuera lanzado al mar el buque “Tabaré” datan del 31 de octubre de 1895, donde en la “Gacetta Ufficiale del  Regno D’Italia” de Roma, en su N° 257 en la sección de noticias  varias titula:
“El lanzamiento del Generale Baratieri.”

 “ Con el nombre de Generale Baratieri, el Establecimiento Metalúrgico  Wilson y Maclaren ha construido en su propio astillero de Sampierdarena, bajo la dirección del talentoso arquitecto naval Francesco  Barracchini, un elegante buque todo en acero, que pronto se pondrá en marcha a mediados del próximo mes de noviembre.
 El Generale Baratieri es todo de acero de primera calidad y será clasificado en primerísima clase. Es de formas elegantes y será dotado de una máquina a vapor compound de 250 caballos de fuerza que le imprimirá una velocidad de 10 nudos.     
Internamente cuenta con dos amplias bodegas con una capacidad de 305 mc., 3 cámaras sobre cubierta de las cuales una a proa será alojamiento de la marinería, la cámara central para alojamiento de los oficiales de cubierta y máquinas y la cámara de popa para alojamiento del armador ó  4 pasajeros.
La nave esta provista de un guinche accionado por un molinete a vapor de acuerdo a los sistemas más modernos y cuenta con una hermosa silueta de goleta”.

“Estas son las dimensiones de la nave:
 Eslora (largo) 35,50 mts., manga máxima (ancho) 6,95 mts., tonelaje a plena carga 250 ton..arqueo bruto aprobado 220 ton., tonelaje neto 130 ton.
 El vapor Generale Baratieri estará destinado a la navegación en el Río de la Plata, como puede verse con sus dimensiones especiales portará con orgullo la bandera de la industria italiana en esas aguas distantes”

 Sabemos que el 4 de diciembre de 1896 hace su arribo inaugural al Puerto de La Paloma el buque a vapor que portaba en su proa el nombre “Tabaré” y en su popa llevaba pintado su puerto de registro, Montevideo, siendo en ese entonces sus armadores Cazenave, Rodriguez y Cia., comenzando una larga etapa de navegaciones entre los puertos de Montevideo, Punta del Este y La Paloma llevando carga y pasaje, siendo su capitán ya para comienzos de 1899 el marino español Vicente Serra Bufi.
 El capitán Vicente Serra oriundo de las Islas Baleares era hermano de Juan Serra uno de los marinos que capitaneaba buques en la flota de Lussich tal como lo describe en su blog el Sr. Ricardo Sanz y Tur, el cual el mismo Lussich había mandado a buscar a Ibiza.
 El 4 de marzo de  1897 según la Cronología de la Marina y Armada Nacional de la Licenciada Cristina Montalbán ante una segunda revolución del caudillo Aparicio Saravia, parten de Buenos Aires tropas al mando de Diego Lamas y José Núñez. Se arman nuevamente el “Enriqueta” (gallardo remolcador construido por Lussich en 1894 en Montevideo y que espera una urgente reconstrucción aún a flote en nuestro puerto) y el “República”, agregándose el “Tabaré” al mando del Coronel Jorge Bayley, pero cuando llegan a Colonia ya se había producido el desembarco de las fuerzas de Lamas, a pesar de los esfuerzos por impedirlo del “Vigilante” que estaba en la zona.

 En 1904 el vapor “Tabaré” es adquirido por la firma de salvatajes de Antonio D. y Manuel Lussich quienes tenían un servicio mixto de carga y pasaje entro los puertos de Montevideo, Piriápolis, Punta del Este y La Paloma.

 Del blog del Sr. Ricardo Sanz y Tur copiamos la transcripción del relato de un viaje en 1906 del cronista  Guillermo García Moyano  tomadas del libro Crónicas de un viaje en diligencia:

 «Pero el viaje marítimo asustaba. Había de realizarse en el viejo vapor "Tabaré" de la flotilla Lussich —capitán el español San Vicente— acostumbrados uno y otro a desafiar los temporales del río y del océano. El viejo San Vicente sabía enfilar, entre rocas, la entrada difícil y peligrosa del pequeño puerto natural de La Paloma. El "Tabaré" hacía un servicio de cabotaje regular cada quince o veinte días —de carga y un número muy limitado de valerosos pasajeros—, hasta los puertos de Maldonado y La Paloma. Era un pequeño barco, muy marino, pero ya de muchos años, con una reducida cámara para el pasaje. Barquito seguro, que a través de los años no había tenido accidentes marítimos.  
    Hacía breve escala en Maldonado (puerto de Punta del Este); y si el mar y los vientos eran propicios, en poco más de medio día llegaba, con la mayoría de su pasaje siempre muy mareado, hasta La Paloma. 
 En realidad era fundamentalmente un carguero, porque las cargas para Maldonado y Rocha llegaban ventajosamente a sus destinos, en la mitad de tiempo del que tardaban en llegar, por la vía terrestre, en carreta de bueyes o carretillas, cruzando sierras, pedregales,zanjas y arroyos desbordados. 
 El capitán San Vicente, viejo lobo de mar, era una garantía para todos. Los rochenses hablaban de él con una devota admiración».

 Movido, peligroso y estresante para el cronista fue sin duda el viaje, como para relatarnos que el capitán era un  Santo y que viejo para el era un buque de 9 años.

 El Capitán Vicente Serra debió de ser un hombre muy querido y respetado tanto por su tripulación como por los pobladores, ya que el mismo fundó un club en La Paloma llamado Villa Serra como lo demuestra la foto de los tripulantes desfilando, publicada en el libro La Paloma una historia desde 1803 de Franca Caravia cedida por Gabriel Rodríguez.

El Tabaré tuvo su etapa donde fue administrado por el estado uruguayo navegando desde y hacia La Paloma y también a  los puertos del litoral sobre el Río Uruguay.

 Desde 1938 a 1945  el vapor “Tabaré” aparece en los libros del Lloyd’s Register of Ships en el listado de vapores, buques a motor y pesqueros de menos de 300 toneladas de esta entidad clasificadora registrado con estas características técnicas:
 Nave “Tabaré” (ex Generale Baratieri), motor a combustión, máquina a popa. Tonelaje Grueso 270. Tonelaje Neto 125. Año de construcción 1895. Astillero F. Barrachini, Sampierdarena. Armador Sáenz & Vidal. Eslora 121,9 pies, manga 22,0 pies, calado 8,2 pies. Registro Montevideo-Uruguay. Motor diésel 2 cilindros.
 Como se ve para el año 1938 el “Tabaré” había cambiado de dueños siendo sus armadores los Sres. Raúl Sáenz y Ricardo Vidal y ya había cambiado la propulsión a vapor compoud por un motor  a combustión interna  Bolinder semidiesel de 2 cilindros de 120 caballos de fuerza.

 En el año 2011 tuvimos la oportunidad de entrevistar a Fernando Martini un veterano maquinista que tuvo sus comienzos en 1958 en la Armada Nacional, luego navegó en la marina mercante de ultramar y asimismo en unos 30 buques pesqueros nacionales y de cabotaje hasta su retiro.
 Martini nos contaba con mucha emoción sobre el “Tabaré” que el no recordaba de que tiempo databa el motor que se le había instalado, y relataba que ese motor antes de propulsar al “Tabaré” estuvo acoplado a una máquina de picar piedra en una cantera. En 1965 en un astillero de la ciudad de Tigre en Buenos Aires fue cambiado por un motor diésel de la marca Crosley de mayor potencia, 180 hp.
 En la década de los 60 siendo su dueño el Sr. Hugo Quintela, el “Tabaré” paso a tener 2 buques hermanos ya que compró al buque “Amberes” y lo renombró como “Tabaré I” y al “Ciudad de Necochea”, renombrándolo “Tabaré II”, barco que era llevado a remolque del primero y que se hundió frente a las costas de San José el 12 de febrero de 1971.
 Martini prosigue su relato contando cual era su función como maquinista en un buque con motor semidiesel:

“Casi todos los barcos de cabotaje de esa época tenían ese tipo de motor de la marca sueca Bolinder semidiesel  de 2 cilindros, semidiesel porque usaban para la combustión una mezcla de agua y gas oíl, en la tapa de cilindros tenían un artilugio al que nosotros le llamábamos bocha que era calentada a soplete para ponerlo en marcha y después que el motor arrancaba se mantenía caliente porque el inyector lanzaba gas oil en la bocha caliente y esta hacia la explosión. El agua inyectada a presión se transformaba en vapor y le daba mas potencia al motor. El mayor trabajo que tenia el maquinista era mantener la temperatura correcta porque si se enfriaba la bocha el motor se paraba y por el contrario si estaba muy caliente gastábamos mucho combustible. Ud. Fernando (me decía) se preguntará que instrumento teníamos abordo para medir la temperatura de la famosa bocha y acaso me respondería : un termómetro, pero, ¿sabe que no?.
 El instrumento era un pedazo grande de estopa que poníamos arriba de la bocha, si la estopa salía blanca el motor se estaba enfriando, si se prendía fuego estábamos gastando mucho combustible, el color normal era tostado y esto lo lográbamos con aire de barrido o dándole un poco mas o menos de agua, era todo un arte, una época prehistórica del cabotaje nacional, los años 60 donde todavía existían barcos que no tenían luz eléctrica sino faroles que quemaban Kerosén y barcos de pesca que aunque ud. no lo crea no tenían baño.”

 Martini prosigue su relato:
“ En 1962 saliendo el “Tabaré” de regreso hacia Montevideo en el puerto de Buenos Aires, nos abordó un petrolero de río argentino, el B/T “Esso Campana”, enganchando su ancla justo en el ojo de buey de mi camarote mientras yo me encontraba recostado descansando. El estruendo fue impresionante, arrancó toda la chapa del casco del “Tabaré” que daba a mi cabina quedando un hoyo hacia el río."

 "Me paré de golpe e intenté abrir la puerta que era corrediza pero esta se trancó por el golpe y no pude abrirla, era de nochecita y tuve que salir por aquel agujero, colgándome de los fierros,  salí pero bastante lastimado. Lo tragicómico fue que sobre la cubierta llevábamos un león dentro de una jaula como parte de la carga, que por suerte no se nos escapó, sino nos tendríamos que haber tirado todos al agua.  El único tripulante herido fui yo y me costó 5 días de internación."

 "Al “Tabaré” lo llevaron a reparar a Carmelo al astillero “Marcopel”, que se llamaba así por el apellido de sus dueños, Marrone, Cordone y Pelliser, ahí le hicieron la timonera toda en chapa que anteriormente era de madera, quedo muy linda.  Con los años me enteré de que lo habían convertido en pesquero y mas tarde en aguatero, tengo una idea de haberlo visto cerca del muelle Mántaras allá por principios del año  2000”.
 
Don Hugo Quintela
 También para realizar esta investigación recurrimos a la hija del Sr. Hugo Quintela, Adriana, la que muy amablemente buscó información para nosotros  y registró fotograficamente algunos elementos que pertenecieron al “Tabaré”, como ser un compás, libros de abordo como el rol, diario de navegación, planos  y descripciones técnicas del “Tabaré” y recordó que aun existían en algún lugar faroles que pertenecieron a la nave, desconociendo, (probablemente si), si eran originales de 1895.
 Para Adriana fue muy difícil pero motivador el buscar toda esta información, ya que su papá falleció hace 3 años  y  familiares que sobreviven, bien ó son muy mayores ó no conocieron la historia naviera familiar de la rama materna, los Vidal.

 El socio de Raúl Sáenz era Ricardo Vidal, abuelo por parte  materna de Adriana.
 Ricardo falleció en Italia en 1950 a la edad de 50 años. Su esposa Camila Aradas quedó viuda con 6 hijos siendo su hija la mayor, de 21 años, la mamá de Adriana, heredando lógicamente la parte de su esposo en la empresa naviera. Al fallecimiento de Ricardo, Hugo Quintela un hombre de unos 30 años de edad, asume la responsabilidad de administrar la parte en la agencia de la familia Vidal.
 En 1955 la Sra. Lia Silveira, viuda de Sáenz le ofreció en venta a Hugo su parte de la compañía y así siguió administrando su propia parte del “Tabaré” y la de la abuela de su esposa.
 Cuando concluyó la sucesión de los bienes  de la familia Vidal-Aradas, la madre de Adriana heredó la otra parte del buque motor “Tabaré”, pasandose la empresa a llamar Quinvi S.A. (Quintela -Vidal), épocas en que ofrecían un servicio de cargas entre los puertos de Montevideo y Buenos Aires con 3 buques, “Tabaré”, “Tabaré I” y “Tabaré II”.
Adriana recuerda que entrados los años 70 el “Tabaré” se vio afectado por un incendio que lo dejo inactivo por mucho tiempo.

 Tanto Raúl Sáenz como Ricardo Vidal eran socios principales de la agencia marítima Piñón, Sáenz y Vidal S.A.
 En la despedída de Vidal antes de viajar en 1950 a Italia donde fallecería, le dice a Hugo Quintela: “lo dejo de suplente en la agencia mientras yo no esté”. Quintela al agradecerle la confianza depositada en él, obtiene como respuesta de Vidal: “mire que no me voy a morir”
 Vidal fallece en ese viaje y Hugo ocupa formalmente su cargo en la agencia y en la armadora, algo que no le fue fácil por no pertenecer al ambiente del negocio marítimo.
 En 1955 cuando se forma Quinvi S.A. Quintela se aleja de Piñón, Sáenz y Vidal y crea su propia agencia marítima llamada Hugo Quintela S.A. agenciando sus propios barcos.
 En 1971 el “Tabaré” deja de navegar y en 1974 Quintela comienza las tratatívas para transformarlo en pesquero aprovechándo la Ley de Desarrollo Pesquero de la época.

 De los datos del rol del buque motor “Tabaré” registrado por la Prefectura Nacional Naval surgen los siguientes datos:

Matricula Nº1860
Eslora 37,17 mts.
Manga 6,90 mts.
Puntal 2,50 mts.
Tonelaje bruto 217,53 ton.
Tonelaje neto 126,18 ton.
Poténcia del motor 130 hp

 Un escrito de puño y letra de Quintela sobre el abordaje en Buenos Aires por parte del petrolero “Esso Campana”, afirma lo contado por el maquinista Martini.

" En abril de 1962, el “Tabaré” fue chocado en el canal de Bs. As. por el petrolero argentino "Esso Campana" ocasionándole una seria avería en su popa de una longitud aprox. de 5/6 mts. y una altura que iba aprox. a. 30 cmts del agua (estaba cargado completamente) hasta la toldilla, estando esta, caída hacia la parte chocada. Para destacar la magnitud de este siniestro, el camarote del maquinista  (Martini) desapareció y parte de la despensa también. No obstante esta avería y a pesar de la opinión general de los entendidos, de que el “Tabaré” había terminado sus días de navegación, logré contratar un remolque para traerlo cargado a Montevideo (en defensa de los cargadores)  luego de haber tomado una serie de medidas para asegurar su travesía.
 
 
El BM Tabaré después de la reparación tras la colisión con el BT Esso Campana.
 El seguro me pagó menos de la tercera parte de lo que salió su reparación. Quiero aclarar que yo aproveché de esta oportunidad, para realizarle una serie de transformaciones en su popa, modernizando su estilo ó forma y dándole más comodidad para su tripulación y aún hoy (escrito en 1971) el “Tabaré” navega con gran suceso. También se cambiaron varias chapas y se realizaron otras reparaciones pertinentes. Los propietarios del Varadero, me concedieron una amplia financiación, lo que hizo posible estas obras. Años posteriores se le realizaron otros cambios de chapas y se sustituyó la máquina por la actual. El año pasado, se le cambiaron otras chapas y se le retiraron los guinches y el palo mayor dando gran comodidad para operar y transportar sobre su cubierta."

 El 14 de agosto de 1978 se realiza según el Diario Oficial el cambio de nombre del “Tabaré”, pasándose a llamar “Torreblanca”, aportando el Sr. Quintela el buque, constituyendose la sociedad anónima Torre Blanca, amparado en el famoso Plan Pesquero Nacional.

Planos de su transformación en pesquero.
 Es así que para 1981 en el Astillero de la Armada Nacional en Punta de Lobos, Cerro de Montevideo,  es botado el BP “Torreblanca”, el ex “Tabaré” ahora reformado en un pesquero arrastrero  fresquero de 200 toneladas, de vida muy corta.
 Pesquero Torreblanca en fase de construcción.
Botadura del pesquero fresquero Torreblanca.
Imágen cedida por Daniel Gemino.
El 20 de octubre de 1992 se remata judicialmente el BP “Torreblanca”, siendo adquirido por la firma de servicios máritimos KIOS, que lo transforma en la barcaza aguatera de nombre “Virazón” previamente a ser casi desmantelado.
Virazón, foto Daniel Gemino.
Años más tarde ya fuera de servicio es llevado a desguace al ex Astillero Kambara, donde aún hoy se encuentra parte de la quilla y el casco.



 Fernando Ruben Pontolillo Benitez
 
Brújula, diarios y rol del Tabaré. Gentileza de Adiana Quintela

Para conocer más del Vapor Tabaré y de su capitán Don Vicente Serra Bufí  les recomiendo la lectura del Blog de Ricardo Sanz y Tur en su entrada FAROS, FAMILIA Y SISTEMISMO